loader
Ultimas:

Los Malpicas, bienvenidos a la grilla

Iván Calderón

Perfilando

* Eduardo Malpica ¿Le alcanza para ser diputado?

Por Iván Calderón

  Aun cuando el hijo del conductor y empresario radiofónico Mario Malpica Valverde pudo continuar los pasos de su padre, y convertirse en un líder de opinión en la zona sur de la entidad, Eduardo Malpica Patrón decidió tomar el complicado camino de la política, postulándose como candidato a la diputación federal por el distrito XIX con cabecera en San Andrés Tuxtla.

  En efecto, el sucesor de quien hasta hace unos meses era el absoluto dueño de la verdad en radio en la región tuxtleca, le está entrando al tenebroso juego de la grilla, abanderando la causa de la Partido de la Revolución Democrática, cuando a pesar de la penetración que tiene esta radiodifusora, para los diversos sectores de la sociedad, Lalo Malpica es un perfecto desconocido.

  Le explico.

  Pese a que pretendan vender lo contrario, quién quizá sea el candidato a diputado federal por la alianza PAN-PRD, difícilmente conoce el 10% de la totalidad del distrito que abarca desde Catemaco hasta Alvarado.

  El hijo pródigo de “La primerísima” durante años se mantuvo alejado tanto del tema político como periodístico. Y pese a su avance en los temas informativos, su nuevo proyecto en honor a la verdad se encuentra en pañales. Vaya, en el cascarón.

  Al “cuarto para las doce”, Malpica Patrón tendrá que darse a la tarea de conocer a los actores políticos de toda esta demarcación territorial, quienes indudablemente lo estarán viendo con cierto recelo y desconfianza, resaltándose que quién pretende ser diputado federal por “Los Tuxtlas” será tratado como todo un extranjero.

  Y es que Eduardo Malpica, no es ni Catemaqueño, ni Sanandrescano, ni Alvaradeño, ni de la zona cañera. La neta.

  El aspirante azul y amarillo jamás ha pasado una noche bajo la enigmática luna de la también llamada “Suiza Veracruzana” o se ha atrevido a comerse unos mariscos en “Arbolillo” o “Camaronera”, ni mucho menos se ha ensuciado sus finos zapatos en las comunidades de Lerdo de Tejada y Ángel R. Cabada o disfrutado al menos de sus puntos turísticos llenos de belleza y misticismo.

  A ciencia cierta, su trabajo socio político es mínimo, por no decir nulo. Lalo de esta zona no conoce nada, salvo los datos que le dejan en su escritorio cada mañana.

  Como todos sabemos, pese a que el imperio de Mario Malpica ha sido construido gracias al sudor y trabajo de las y los tuxtlecos, la familia Malpica transmite desde Boca del Río, en un exclusivo fraccionamiento, e inequívocamente la forma de vida es completamente distinta y tendrá que aprender de las costumbres y raíces de este rincón veracruzano, quienes complicadamente lo adoptaran como “suyo”.

  Se tiene que decir, la enmarañada tarea de sacar adelante el proyecto de la diputación federal por el PAN-PRD será finalmente de los alcaldes aliados. Ya veremos si muchos están dispuestos en exponer su capital político por un personaje que ha sido ajeno de las necesidades de sus pueblos, ya que ni en lamentable desgracias, como el pasado desbordamiento del Río Tepango en Santiago Tuxtla, se le vio al aspirante Malpica ayudando y regresando un poco de lo que le ha dado esta región.

  Pero bueno, ya veremos cómo les va como Juez y parte, y si la ciudadanía le ofrece una fría o cálida bienvenida a Eduardo Malpica al mundo de la política.

  Esperemos a ver qué pasa.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com

 

www.eldelsur.com  

 

Columnas