loader
Ultimas:

El PRI y Anilú

Salvador Muñoz

Los Políticos

Por una razón u otra, la Mujer y yo anduvimos recorriendo algunas calles de Xalapa y nos encontramos que muchas de ellas, estaban pavimentadas. Estamos de acuerdo: el trabajo que hizo Américo Zúñiga como alcalde, difícilmente tendrá parangón. Es entonces que nos “asalta” la pregunta (porque hasta en las dudas hay inseguridad): ¿por qué Américo no se la jugó como candidato por la diputación local?, por decir algo.

Comentamos que de cierto modo, el ex alcalde de Xalapa venía siendo una especie de “candidato natural” por una curul por su trabajo que, al menos en nosotros, se le reconoce, aunque de cierto modo, no sería el único “candidato natural” que se quedó en el imaginario… cuántas veces no se habló de que Juan Manuel Diez Francos, ex alcalde de Orizaba, pudo haber sido candidato a la Gubernatura, al Senado o por una curul… y surge de nuevo la pregunta: ¿Cómo un activo del PRI que hizo un extraordinario trabajo en su municipio y no sólo eso, lo refrenda con el triunfo de su candidato en una apuesta a la continuidad que tantos beneficios trajo a la Pluviosilla, no compite por cargo alguno cuando los momios están a su favor y por ende, a favor del PRI?

También tenemos a Juan Carlos Molina Palacios, dirigente de la CNC en Veracruz, quien vino a revolucionar la forma de hacer política en el campo y que se quiera o no, hasta generó una expectativa en la disputa por la candidatura al Senado que se fue quedando en el camino… y volvemos a la misma pregunta: Si bien, el Compayito da el gatazo como “candidato natural” ¿por qué no apostar por una curul en su distrito?

Bueno, pero si así tuvimos “Candidatos Naturales” que sabrá Dios por qué no le entraron a Belén cantando a sabiendas de que pudieron dar buenos dividendos a su partido, igual hubo otros o más bien otras, que estaban más que puestas para ir en pos de los votos y nomás no las dejaron ir por la vía uninominal…

Un caso singular fue el de Anilú Ingram Vallines, que pintaba para el Senado, como Candidata Natural.

¿Razones? Se quiera o no, la labor que desempeñaba al frente de Sedesol, la ubicó en un escenario donde su área de acción era tan extensa tanto por los caminos a recorrer como por las acciones a ejercer con un grueso sector de la población veracruzana traducido en miles de beneficiarios de los programas que la Sedesol ofrece.

¿Ha visto a Anilú Ingram interactuando con la población? La mujer genera empatía y además confianza. Luego entonces: con camino recorrido y carisma, aún me sigo preguntando por qué no la llevó el PRI como candidata por el Senado; a lo mejor me equivoco, pero creo que pudo haber dado mejor batalla ante una Rocío Nahle y Yazmín Copete Zapot que Maru Pinete… espero que el primero de julio, la nativa de Tantoyuca me diga que estuve equivocado.

No obstante, hay que reconocer en el PRI el que haya tomado en cuenta a Anilú Ingram en la lista de Plurinominales para el Congreso de la Unión.

La posibilidad de tener a la jarocha en San Lázaro, es intentar aprovechar a uno de los activos del partido que en este lapso que se avecina, puede ser base, junto con otros priístas, para la renovación y refundación de un partido que requiere caras frescas, ideas frescas y sobre todo, recuperar la credibilidad de la gente, si es que pretende mantenerse con el mismo nombre, o en un momento dado, se decida darle un giro y “bautizarlo” de otro modo.

En lo particular, yo sólo espero una cosa de Anilú Ingram en el caso de verla en San Lázaro… que esté al pendiente de Lisandro, ese “ahijado” que ha estado acompañando desde el momento en que el niño sufrió la pérdida de sus padres y hermano. La curul no es el pretexto para hacerlo, pero sí una posibilidad de que más niños y jóvenes como Lisandro, reciban las mismas oportunidades que cualquier otro, cuando a veces la tragedia parece habérselas arrebatado.

 

smcainito@gmail.com

Columnas