loader
Ultimas:

HASTA LOS PANISTAS APOYARAN A PEPE YUNES

Delfino Hernández Jiménez

Balcón Central

En el 2016, el entonces candidato electo, Miguel Ángel  Yunes se ufanó haber ganado la gubernatura a su primo Héctor Yunes, en un resultado final con diferencia de 4 puntos porcentuales que significó  poco más de 126 500 votos,  la diferencia es que no fue con el sufragio único de los panistas, en este triunfo fue significativo el voto de los mismos priistas que por diversos motivos se sentían heridos por Javier Duarte de Ochoa, quien les dio manos libres a sus colaboradores, muchos de ellos sirviendo fielmente al hoy mandatario y al proyecto de eternizar a la familia.

Y créanos que nos gusta hablar de un tipo talentoso como Pepe Yunes, pero no a su vez a Yunes Linares y sus hijos, porque no hay ni abra comparación alguna, simplemente queremos recordar que los panistas no ganaron la elección pasada de gobernador, fue la sociedad en general cuando creían que estaban viviendo lo más deplorable ante  los enormes niveles de inseguridad, ante el engaño vil de un político y lo que su  hijo en la imposición como candidato a la gubernatura ha definido “Ingenuo” creer  el acabar con este problema en tan solo seis meses.

Este preámbulo viene al caso, de una charla muy productiva que tuvimos con auténtico panistas; de esos militantes activos de cepa que se sienten ofendidos ante el desplazamiento vil que ha hecho el yunismo de Boca del Rio al PAN en Veracruz, con la anuencia de su propia dirigencia nacional.

Son estos mismos panistas,  en su totalidad católicos que antes que lo expresaran los obispos veracruzanos en “No apoyar a quienes quieren perpetuar a la familia”, nos habían confiado lo que es un secreto a voces que muchos de ellos no apoyarán al joven Yunes Márquez, mucho menos cuando su papá no tiene la calidad moral dentro del PAN y su hijo la capacidad para enarbolar la bandera de una candidatura de su partido al que consideran casi sagrado.

“Yo realmente siento que quien se va a llevar la gubernatura es Pepe Yunes, todo mundo habla bien de él, no tiene cola que le pisen y le ha trabajado; además que se conoce como un tipo honesto y que nadie le puede reclamar que lo ha estafado o robado un centavo, por lo que le estamos pensando en nuestro voto que posiblemente sea de castigo se lo demos a quien sin duda es el mejor candidato que participa en esta elección” aseguró uno de estos defensores de la ideología del ilustre Manuel Gómez Morín,  refriéndose al senador con licencia.

Es decir, hoy se voltea la cuchara. Los priistas  no serán nuevamente engañados y en su mayoría regresarán a votar por su partido y los panistas, aquellos que sufragaron por última vez por los Yunes de Boca del Rio, les darán la lección de su vida, logrando con su voto poder recobrar la dignidad aplastada hasta el momento.

Pero coincidió, al tercer día de esta honesta charla, los obispos hacen el llamado contundente que fue nota en medios nacionales y que los curas tendrán que repetir la instrucción por todo largo y ancho del territorio veracruzano.

Ante esto se prendieron las alertas de todos colores, con un candidato donde a ojos vistos se está dando una elección de estado y que al estilo Fidel Herrera, se bota todo el dinero del mundo para sacar adelante el proyecto, con la gran diferencia en la imitación de Miguel Ángel  Yunes, que Javier Duarte, no es hijo del Tío Fide y que si no gana el vástago, las cuentas al actual gobierno de dos años se harán con la velocidad de un rayo.

Por el momento, ahí están los panistas, quienes reconocen todas las cualidades de Pepe, están artos de los Yunes de Boca del Rio y le cobrarán en la boleta electoral la gran afrenta política que los ha marcado para siempre.

Es todo para información y  quejas a…cordobaaldia@hotmail.com

 

 

 

 

 

Columnas