loader
Ultimas:

Panistas porteños, una calamidad para Veracruz  

Álvaro Belin Andrade

Hora Libre

En menos de dos años, los improvisados políticos traídos de la zona porteña por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a su gabinete han sido una verdadera desgracia para Veracruz. Comenzando por el jefe máximo, casi todos convirtieron las diferentes secretarías en agencias electorales de quien, a la postre, resultó protagonista de la peor derrota política en el menor tiempo posible de un partido en el poder y, para colmo, se cebaron con el presupuesto para impulsar negocios de camarilla y gozar a costa del erario de lujos de los que los veracruzanos estábamos hasta la coronilla.

No solo ha sido el viaje de amor y placer del exdirector de Tránsito del municipio de Boca del Río, Jaime Téllez Marié, hoy inepto secretario de Seguridad Pública, pillado en coloquios amorosos con su nueva conquista(montados en una calandria por las calles de Nueva Orleans), y quienes aparecen en imágenes que parecen alertar al gobernador que no es el único en contar con servicios de inteligencia para golpear a los enemigos.

Casi todos los importados desde Veracruz y Boca del Río tendrán cuentas por las cuales responder porque no solo han sido funcionarios maletas, impreparados e inexpertos, sino que abandonaron sus funciones, corrieron a miles de burócratas para colocar a operadores del pretendido sucesor, se otorgaron contratos de obra entre ellos, dejaron que el gobernador manejara sus presupuestos a placer y generaron múltiples conflictos con los sectores sociales y empresariales. Unas verdaderas joyas sus majestades marítimas.

 

Veracruz y Boca del Río, alcaldes omisos

En la misma zona conurbada donde detentan los gobiernos locales, tanto el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez (hijo de ya saben quién), como el de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, han mostrado su total desinterés en las tribulaciones de sus pobladores.

El primero se desapareció por varios días, aparentemente para ir al Mundial de Rusia con su hermano vencido en la contienda del 1 de julio, y una vez de regreso no fue capaz de prevenir con trabajos de desazolve la enorme inundación sufrida por los porteños la noche del viernes pasado.

Fernandito se apareció hasta después del mediodía del sábado con sus funcionarios para tomarse un video con el agua hasta las rodillas en una de las colonias que aún estaban bajo el agua, para argumentar que las causas de la inundación debían buscarse en la enorme cantidad de agua soltada por una lluvia atípica y por la basura tirada por los pobladores.

Ambas eran buenas razones, sin embargo, le faltó decir que su gobierno también era culpable porque, pese a la recomendación de una regidora, no había ordenado trabajos de limpieza de las tuberías y tragatormentas. Para colmo, la obra suntuaria de embellecimiento del bulevar costero, emprendida por su padre, no consideró canales de desagüe suficientes para una cantidad de agua que, si bien es atípica, ya la ha sufrido históricamente el Puerto de Veracruz.

¿Resultados? Daños económicos cuantiosos tanto en empresas (hoteles, restaurantes, comercios, oficinas) como en viviendas y automóviles, que no podrán ser resarcidos por más que Fernandito se ponga las pilas para demandar al gobierno federal recursos por desastres naturales, y su padre es tan codo que seguramente no soltará billete del gobierno estatal para ayudarle.

Por su parte, el alcalde boqueño deberá pronto dar mejores explicaciones tanto por la supuesta entrega del Foro Boca a un grupo vinculado con los Yunes del estero, como por una obra que se ha apresurado a realizar en Playa de Pescadores, donde han aplanado la arena con grava y perforan para meter pilotes de 20 metros de profundidad, a escasos cinco metros de la orilla del mar.

 

Las benditas redes sociales

“Para un político hábil, con oficio y experiencia, una inundación es una plataforma política para hacerse notar. Para un novato, no es más que una desgracia para el pueblo, para su carrera y su mandato.” Don Llévelo @Donllevelo

 

Contratos, concesiones y payasadas

Aunque el discurso anticorrupción con que se revistió el “gobierno del cambio” fue causa de múltiples facturas en redes sociales y televisoras nacionales, pronto salieron a la superficie los contratos millonarios otorgados por el senador electo Julen Rementeria del Puerto, cuando fue secretario de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), a Izal Inmobiliaria y Biodiversidad del Golfo, propiedad del dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, por más de 23 millones de pesos, con denuncias de  irregularidades en los procesos de licitación en los cuales participaron.

En realidad, Pepe Mancha Alarcónrecibió a través de cinco empresas contratos por 70 millones 86 mil 914 pesos de distintas instancias de gobierno, los cuales corresponden a licitaciones de obras públicas y convenios publicitarios en los ejercicios fiscales 2017 y 2018, según una investigación periodística publicada por el portal E-Consulta Veracruz.

En este espacio nos referimos la semana pasada al notario Leopoldo Domínguez Armengual, cuate del góber, a quien puso a despachar en la Secretaría de Turismo y quien se ha confrontado con hoteleros xalapeños. Su peor cara, sin embargo, ha sido la de dejar a propósito en el olvido inmuebles y proyectos que dependen de él y que han sido abandonados a su suerte.

Lo primero que saltó a la prensa fue el problema que hace meses enfrenta el Museo Interactivo de Xalapa (MIX) con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por evasión de impuestos, lo que primeramente provocó el embargo de los vehículos antiguos que formaban parte de su atractivo y luego la salida de decenas de guías y trabajadores, todo lo cual le ha importado un bledo al torpe funcionario.

Lo que ha seguido es la situación deplorable que vive el Word Trade Center de Boca del Río, que enfrenta una deuda de 90 millones de pesos, se encuentra totalmente abandonado y ya empieza a sufrir graves carencias por falta de mantenimiento, pese a que ha seguido siendo sede de diversos eventos que han dejado recursoscuyo destino se desconoce.

Mientras Xalapa demanda hace décadas un centro de convenciones, Miguel Ángel Yunesy su secretario patito están dejando morir el WTC, que garantiza a la conurbación una importante derrama económica vía turismo de convenciones, convirtiéndolo (como el Velódromo capitalino) en sede para cobro de reemplacamiento de taxis y, ahora que perdieron la gubernatura, dejarlo inservible al próximo gobierno de Morena, cuando los principales afectados serán las empresas de servicios turísticos de Veracruz y Boca del Río.

Hasta aquí lo dejamos para no cansar a nuestros contadísimos lectores. Pero ya regresaremos con las maniobras del gobernador que se va en menos de 120 días para afectar a quien lo sucederá, aunque lo que está haciendo parece una venganza contra los más de dos millones de ciudadanos veracruzanos que decidieron en las urnas echarlo del poder.

 

Mi pésame para la familia de Arturo Castagné

Este domingo en la madrugada fue asesinado en Puebla Arturo Castagné Thomas. Cuando apenas contaba 20 años, un ladrón le arrebató la vida. A la consternación de su familia se ha sumado la de quienes nacimos en San Rafael, de donde era originario. Aunque murió muchos años antes de que Arturo naciera, era sobrino de un compañero de la prepa, Héctor Castagné Couturier. Hijo de Arturo y de Claudine, el joven paisano representa la enorme inseguridad que ya vivimos todos. Muchos de mis coterráneos envían a sus hijos a la ciudad de Puebla para eludir la enorme vulnerabilidad que se vive en la región que se conoce como serrano-costeña, la que va de Altotonga a Nautla, y que se prolonga a Tecolutla por el norte, y a Cardel por el sur. Por desgracia, ha sido alcanzado por una bala cuando se resistió a un asalto frente al hotel en que se encontraba hospedado, en una zona exclusiva de la capital poblana. Mi solidaridad con sus padres y familiares; con Claudine y con su hermana Norma Thomas Meunier. Nada ni nadie puede consolar la pérdida de un hijo, y menos de esa manera, pero me sumo al abrazo.

           

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com| www.alvarobelin.com| Twitter: @AlvaroBelinA| http://formato7.com/author/abelin/

Columnas