loader
Ultimas:

¡¡Con los hijos no...!!

Alfonso Mora Chama

Espacio 13

*Con los nietos menos, en este mundo de traiciones y de ingratitudes…

*¡ Cuidado…!, que no despierten a la bestia…

“Sin sentimientos de respeto, ¿Cómo se puede distinguir a los hombres de las bestias?”

Confucio

Alfonso Mora Chama

El respeto no es gratis. Se gana. El respeto se da. Cuestión de tomar las sagradas páginas de la Biblia, repasarlas y en un breve análisis daremos cuenta que el tema de respeto, es claro, digamos y así lo considero, un decálogo para mostrar respeto, y desgraciadamente vemos y vivimos todo lo contrario, en autoridades municipales, un desastre, en gobernante y en diputados…pisoteando lo que llamamos la eterna dignidad del hombre y se presenta ejerciendo esta falta de respeto en mediocres y prepotentes…

Los cuatro primeros mandamientos señalados en la Biblia, se refieren al respeto, pero vayamos a la vida diaria en donde el poder convierte en bestias a los que deambulan en la ignorancia, en la falsedad y en el jardín de la soledad, lo que los abruma y descontrola, buscando el daño ante lo que ellos carecen a pesar de ejercer el poder, la felicidad y en muchos de los casos, en la unidad familiar y de verdaderos amigos…siempre será más valioso contar con el respeto, que la admiración de las personas.

Quienes nos dedicamos a esto del periodismo, cala como diría el recordado locutor, cronista y animador de TV, Paco Malgesto, “hondo y profundo” cuando la venganza, - si es que existe claro -, o la maldad y perversidad actúa en contra de los hijos…

¡¡ Es una canallada…!!. Lo comentamos en Coatepec, con el arquitecto Julio Contreras Díaz. Es no tener abuela, agregaría un servidor, “es no tener madre!!. ¿ Los hijos qué ?. Es carencia de huevos y de cobardía de quien ofende y causa daños a los hijos, pensando que de esta manera daña a los padres…¡ Y claro que duele ¡.

Quienes creemos en Dios, pedimos por nuestros gratuitos agresores, diría en una ocasión

“El Peje” en la zona norte de Veracruz. Porque todo se paga y por desgracia, ésta invade a los hijos de los imbéciles y prepotentes que ostentan el poder, indicaría el ya presidente de México, para qué hacerle tanto al cuento…

Es popular la frase aquella tan en práctica que dice sencillamente de tratar a las personas de la manera que deseas que te traten, como también el hablar con las personas de la manera que deseas que te hablen…

“Con los hijos no”. Cuatro palabras de advertencias para que no despierte la paciente bestia, a la que provocan con la perversidad; persona sensata y honesta, en quien es capaz de recibir todo el daño y la maldad del poderoso, pero en los hijos y nietos no.

La señora de Andrés Manuel López Obrador, doña Beatriz Gutiérrez Mueller, segunda esposa con quien se “juntó” en el 2016, se le agotó la paciencia y la furia, justa o no, apareció para exclamar "con los niños no", refiriéndose a quien había supuestamente difamado a su pequeño hijo de 11 años de edad, Jesús Ernesto – Jesús por el nazareno y Ernesto, por lo de “Che” Guevara – quien por cierto es muy expresivo en las fotos, dirían en mi pueblo santo y aguantador, “desmadroso el chamaco…pero que no debe ser el receptor de la maldad y de la injuria de la gente.

La doctora y esposa de López Obrador, varias veces galardonada por sus conocimientos literarios, se dice que se molestó cuando apareció esta nota en el diario “El Universal”, en la columna digital “Bajo Reserva”, tituló “Hijo de AMLO, recargado…y motorizado”, refiriéndose a su hijo Jesús Ernesto, quien estaba en los pasillos de la escuela, después de sufrir una fractura de tibia y peroné, y quienes sabemos de este tipo de lesiones, a muchos futbolistas profesionales los ha retirado de las canchas…

E inmediatamente la doctora Beatriz, expresó estas cuatro palabras – al estilo de don Fernando Marcos, el viejo comentarista ya fallecido, árbitro y entrenador de la selección nacional en los años 60 – “Con los niños no”-

La versión del diario El Universal, es cuanto a que se rige por un código de ética que busca proteger a sectores vulnerables de la sociedad, no se diga a menores de edad, y en el caso de la nota publicada el viernes próximo pasado, en la página de internet, informa El Universal…”El periodista que estaba a cargo de la edición del contenido ese día, cometió un error y debido a ello presentó su renuncia, la cual fue aceptada”. Esto mismo le hicieron saber a López Obrador cuando solicitó la reinstalación del periodista despedido. La calidad humana del presidente electo, parece ser funcionó y el agraviado fue reinstalado.
Cabe aquí la pregunta, obligada o como guste:

¿Pesa la mano y el pode de doña Beatriz Gutiérrez?.

Claro que pesa.

Reforzó una amiga de la doctora Beatriz, al decir en su visita al Vaticano con su Santidad Francisco…doña Martha Bárcena, de acuerdo a lo que leemos en la página del “face” de la esposa del Peje…”el odio, el insulto y el desprecio al otro, es también una manera de matar”.

¡Con los niños no!. Y con su hijo, menos. Justificable, razonable la actitud de una mamá, actuando como tal, no como esposa de AMLO. ¡O usted que cree?. Porque en esta corta y perra vida:

Todo se paga.

YA VIENEN las Calaveras de Espacio 13. Impresas y cabronas.

Columnas