loader
Ultimas:

Darle la espalda… a Pepe

Salvador Muñoz

Los Políticos

¿Ya viste?, me dice un cuate y me manda la foto de un espectacular… es de Pepe Yunes Zorrilla. De inmediato veo el asunto y le pregunto si no es Photoshop, como aquél que le hicieron en su momento a Carolina Gudiño Corro con esa frase que le pusieron y subieron en las redes: “Se los juro. No les vuelvo a fallar”. ¿La recuerdan? Bueno, pues fue tan efectiva que hasta en Tlaxcala hicieron lo mismo con un candidato del PRI a una presidencia municipal de apellido Zambrano.

Me jura por su mamacita chula que no, que no es photoshop y comparto con él mi extrañeza a tal mensaje que por más que le buscaba, no le encontraba modo: “Dale la espalda a la injusticia”.

Muchas cosas pasaron por mi cabeza en ese momento. ¿Cómo le damos la espalda a la injusticia? Siendo omisos, sin actuar, como cuando el señor madrea en la calle a la señora y para nuestros adentros decimos, “no es nuestro problema” y pasamos de largo. Creo que eso es una forma de darle la espalda a la injusticia.

No sé, pues no soy experto en marketing político o algo parecido, pero a la injusticia se supone que hay que hacerle frente, confrontarla, enfrentarla, pero “darle la espalda” da un mensaje como de apatía, desinterés. Es mi posición, aunque a lo mejor estoy equivocado y las personas que están trabajando la promoción, publicidad e imagen de Pepe Yunes puede que estén en lo correcto y lo mejor sea “darle la espalda a la injusticia”…

Bueno, no me quedé con las ganas… y tampoco nada más con esa foto… me fui a la página oficial de Pepe Yunes (http://pepe2018.mx/) y en la parte superior, efectivamente, aparecía igual ese anuncio y otros similares que a continuación expongo: “Dale la espalda a la violencia” (que creo se aplicaría mejor en el ejemplo que puse párrafos arriba) y “Dale la espalda al rezago”...

Nuevamente me sigue pareciendo contrario el mensaje… de pláticas que he tenido con Pepe Yunes Zorrilla, me queda claro que es una persona que a lo único que le daría la espalda sería a los pleitos alejados de argumentos; a la discusión mezclada con ofensas e insultos; por eso no creo que el mensaje que pretenda dar sea el de la omisión aunque con tales ideas, pareciera que se trata de darle la espalda a Pepe.

Columnas