loader

Priistas que se quejan por no ser incluidos como candidatos, algunos se enriquecieron y hasta robaron bajo el amparo de esos cargos

*En su tiempo, ellos repartieron candidaturas a sus amigos y compadres: Florencio Azúa

 

Irineo Pérez Melo u Los priistas que no fueron considerados para conformar la lista de candidatos a cargos de elección popular, no tienen razón de quejarse, porque esto siempre ha sido así, no podemos ser todos, pero quien ya ha sido “ha comido, se ha enriquecido y hasta ha robado bajo el amparo de los cargos públicos, administrativos y electorales”.

Esto lo aseguró Florencio Azúa Gallegos, presidente del Comité Directivo Estatal de Alianza Campesina Veracruzana, A. C., quien dijo que en su tiempo, incluso, ellos cometieron los fraudes del que ahora se molestan. “Ellos repartieron a como dé lugar a sus amigos, compadres y compañeros los cargos públicos”, añadió.

“De que se espantan ahora de lo que ellos hicieron. Esta crisis que estamos padeciendo es de ellos y de todas esas generaciones de corruptos, malvivientes, vagos, malnacidos y traidores”, sentenció el exdirigente de la Liga de Comunidades Agrarias, Sindicatos y Organizaciones Campesinas del Estado de Veracruz- CNC.

Hizo alusión que ahora se están peleando por un hueso, pues consideran que sus intereses están siendo afectados al no haber el dedo elector que designaba a los personajes que se sacaban la lotería sin comprar boleto.

Entrevistado luego de haber concluido la Asamblea Estatal Extraordinaria de esta organización campesina, destacó que con la carga de deudas y compromisos incumplidos, con raterías y demás daños ocasionados por los anteriores gobernantes es imposible que en dos años, ni Miguel Ángel (Yunes Linares) y como se llame podrán sacar a Veracruz adelante, eso es imposible, se trata de perfilar a Veracruz para los próximos seis años.

Cabe señalar que en la asamblea estatal extraordinaria, los delegados provenientes de todo el estado de Veracruz, designaron por aclamación como presidente honorario al senador con licencia José Francisco Yunes Zorrilla.


Columnas