loader

Preocupa a autoridades de Salud que por desalojo de la clínica de salud del ejido Tlanecpaquila se pierdan 5 mdp

*Por cuestiones legaloides, Juez resuelve a favor de particulares y clínica fue desalojada, afectando a 9 comunidades indígenas: Pino Méndez.

 

Irineo Pérez Melo u La decisión de un Juez de la ciudad de Orizaba de desalojar la clínica de salud, ubicada en el ejido de Tlanecpaquila, mantiene preocupadas a las autoridades de la Secretaría de Salud, pues por esta situación se podría  perder 5 millones de pesos que la federación asignó para su modernización.

Lo anterior fue informado por Ramón Pino Méndez, presidente del Consejo Veracruzano de Productores de Maíz y diputado federal suplente por el distrito de Huatusco, quien dijo que esto se le hizo saber durante una reunión que sostuvo con el doctor José Narro Robles, Secretario de Salud, y posteriormente con su homólogo en el estado, Irán Suárez Villa, para atender la demanda de los servicios de salud de unas 9 comunidades ubicadas en el municipio de Zongolica, que por la resolución del juez, desde hace más de un mes carecen de los mismos.

Expresó que en la reunión sostenida con el titular de los Servicios de Salud de la entidad, le expresó su preocupación por el problema que se está enfrentando en esa región, debido a que por situaciones legaloides, dos particulares invadieron el predio y después de muchos años, el Juez resolvió a su favor, a pesar de que los ejidatarios tienen la razón.

Mencionó que esto se dio “porque seguramente hubo abogados que, unos no supieron defender el caso y otros se prestaron a que se les quitaran las tierras que son legítima propiedad de los ejidatarios y se perdió el caso. Entonces el particular está demandando a la Secretaría de Salud para que desalojen, lo cual hicieron afectando con ello a cientos de familias campesinas indígenas”.

El dirigente maicero dijo que ante la resolución del Juez, la Secretaría de Salud no tuvo otra opción, pero que se buscó otras alternativas para instalar la atención médica, pero no se cuentan con las instalaciones adecuadas para ello, “pero el servicio hay que prestarlo y el doctor Suárez Villa está consciente de esa situación”.

Mencionó que para ello se instalará una clínica provisional para no perder el recurso asignado por la federación y aplicarlos en los primeros meses del próximo año, una vez que se regularice la tenencia de la tierra del predio que se está donando por parte de un ejidatario”.

Finalmente, destacó que para evitar mayores problemas, el trámite que se hará es poner a nombre de la Secretaría de Salud federal para que la inversión se ejecute y se prevé que en un plazo de dos años, quede finiquitado y con ello se garantiza los servicios médicos y la atención de los pacientes.

Columnas