loader

INGENIO CENTRAL POTRERO CULPABLE DEL CIERRE DE COMPUERTAS DE AGUA: CUTBERTO MORALES  

*El presidente de la unidad de Riego “Alfredo V. Bonfil” señaló que el grupo BSM quiere firmar acuerdos

*Central Potrero tiene que construir una planta de tratamiento

POR JAVIER VARGAS SALINAS

CORDOBA.- El problema que el sistema de riego “Alfredo V. Bonfil” haya cerrado las compuertas que surten de agua al ingenio Central Potrero se debió a que la empresa no quiere firmar los acuerdos para que se le surta del vital líquido y pueda operar a toda su capacidad, entre ellos el de construir una planta de tratamiento para las aguas residuales que la factoría descarga en el canal de agua.

Así lo dio a conocer el presidente de esta unidad de riego, Cutberto Morales Martínez en rueda de prensa, donde desmintió que le haya exigido al Grupo Beta San Miguel dueño de este ingenio, un adelanto de 3 meses a cuentas del agua que consume durante su operación en tiempos de zafra.

Señalo que el grupo Beta, se niega a firmar acuerdos para la operación del suministro de agua para la zafra 2018-2019, con un mes de anticipación se le informó por escrito las condiciones sobre las que operaría el contrato entre el sistema de riego y el ingenio El Potrero, donde los directivos hicieron caso omiso a ellos. 

Aclaró que este problema nace en el pasado mes de marzo de este año, donde se le presentó a la empresa que las cuotas por el abastecimiento de agua subirían un 10 por ciento de acuerdo a la inflación que se tuvo con el año 2017, donde se le autorizó un máximo de 6 por ciento después de sostener algunas negociaciones, a lo que él respondió que no estaban de acuerdo y no se firmó el convenio, por lo que hasta la fecha se ha venido trabajando sin este convenio.

Siendo esta la derivación del problema sobre la conducción del agua, por lo que el como presidente de la unidad de riego, convocó a una reunión de vocales que son representantes de los usuarios, para solicitar el permiso para construir una presa para desviar los desechos que vierte el ingenio al sistema de riego, reservándose el derecho de recibirlos, pues al no pagar el ingenio el agua, queriendo solamente dejarles el vertedero de sus desechos industriales, lo cual fue aprobado siendo esta la principal propuesta.

Posteriormente se le entregó por escrito al ingenio Central Potrero, un escrito donde le solicitan con 30 días de anticipación antes de inicio de la zafra 2018-2019, el cual tiene acuse de recibido entregándole una copia de el a la SAGARPA y a CONAGUA, donde la empresa nunca tomó en cuenta esta situación, derivándose en varias reuniones donde nunca se llegó a un acuerdo.

Cutberto Morales, fue claro al señalar que la unidad de riego nunca le negó el agua a el ingenio, solicitándole la firma de un acuerdo donde ellos no se vieran perjudicados, situación que se explicó a los vocales, reconoció que la empresa tiene derecho a poner su planta de tratamiento y pagarles menos por el servicio, exigiéndole los aumentos normales, indicó que no está de acuerdo en recibir los desechos industriales del ingenio y es lo que el grupo Beta quiere imponer como condición, que se firme un acuerdo con esta condición.

Indicó que esto les fue explicado a los directores de la empresa, que recibirían los desechos industriales con la condición que se le pagara a la unidad de riego lo mismo que la este año se les venía cobrando más su respectivo aumento y trimestralmente como se viene haciendo, no todo junto como se quiere hacer creer, que construyan una planta de tratamiento para sus residuos industriales en un plazo máximo de dos años y que esta planta diera un resultado satisfactorio para los usuarios y socios de la unidad de riego.

En un comunicado que leyó Cutberto Morales, señala que la unidad de riego no es responsable el ingenio Central Potrero inicia o cancela la zafra 2018-2019, pues solo se le pide a la empresa, el pago y efectivo del uso de la estructura y mantenimiento de la unidad de riego, de lo contrario estarían incapacitados de poder brindar el servicio correspondiente y no es una incongruencia solicitar lo que les corresponde como asociación.

El cierre de compuertas no es una amenaza, es una medida drástica la cual se tomó debido a que en distintas ocasiones se buscó llegar a un acuerdo con la empresa, faltando voluntad del ingenio para darles una respuesta propositiva y justa por parte del grupo Beta, haciéndose responsable por sus desechos tóxicos que genera, los cuales atentan contra los cultivos de los usuarios y de toda la comunidad en su salud, por lo que tiene que construir su planta de tratamiento para que las aguas libres de contaminantes puedan reutilizadas por el sistema de riego y población.

Para finalizar, el presidente de la Unidad de Riego Alfredo V. Bonfil, Cutberto Morales, recalcó que el ingenio tenía conocimiento de estas medidas que podrían tomar y que si quiere realizar zafra o no, será su responsabilidad, aunque reconoció que él no puede dejar sin servicio y sin agua a sus compañeros porque dependen del vital líquido para sus cultivos.

Columnas